Lipocavitación

La Lipocavitación es una nueva tecnología desarrollada para el tratamiento de obesidades localizadas en pacientes que no presentan obesidad generalizada. La Lipocavitación es un tratamiento no agresivo basado en el efecto que ejercen los ultrasonidos de alta energía en el tejido graso, en el que provocan un fenómeno denominado "cavitación", que supone la formación de pequeñas burbujas dentro de las células grasas que implosionan, rompiendo la membrana de las mismas y ocasionando una eliminación selectiva de dichas células y de su contenido, que es eliminado por vías naturales, sin cirugía.

El tratamiento se realiza en varias sesiones, sin dolor y sin molestias de ningún tipo para los pacientes.
Las pérdidas en centímetros que se producen son variables y oscilan de 2 a 6 centímetros por sesión, dependiendo de las características del paciente y del tipo de grasa a eliminar.

Es de señalar que la Lipocavitación no es un tratamiento de la obesidad generalizada, y solo ha de emplearse en pacientes con sobrepeso ó en pacientes con normopeso que cuentan con obesidades localizadas que no se reducen con tratamiento dietético.